sábado, 2 de febrero de 2013

DESCUBRIENDO EL MOTOCICLISMO


            Como no, el primer recuerdo que tengo del motociclismo es del gran Ángel Nieto y cómo conseguía los últimos de sus 12+1 títulos mundiales (7 en 125cc y 6 en 50cc), en concreto los que consiguió en 125cc en 1983 y 1984 con Garelli.



            Quiero centrarme especialmente en los pilotos españoles, y aunque de Ricardo Tormo sólo he visto imágenes sueltas, forma parte de la historia del motociclismo español (campeón del mundo de 50cc en 1978 y 1981), fallecido en 1998, el circuito valenciano de Cheste lleva su nombre.



            Tras la despedida de las pistas del gran Ángel apareció en escena Jorge Martínez “Aspar” para conseguir tres títulos mundiales de 80cc (1986,1987 y 1988) y uno de 125cc en 1988 consiguiendo un doblete histórico.



            De aquellos primeros años donde conocí el motociclismo hay un piloto estadounidense que me impresionó mucho: Freddie Spencer. Consiguió el título mundial de 500cc en 1983 y en 1985 hizo la machada de conseguir el doblete en 250cc y 500cc.


            En 1989 el motociclismo patrio logró algo que no se volvería a repetir hasta 2010: un triplete de títulos, con Manuel “Champi” Herreros en el último año de 80cc, un jovencísimo Alex Crivillé con la JJ Cobas en 125cc y Sito Pons (también campeón en 1988) en 250cc.



            Por aquella época, en la cilindrada reina de los 500cc se producían unos duelos espectaculares entre un grupo de pilotos estadounidenses y australianos que son leyenda como Eddie Lawson, Wayne Rainey, Kevin Schwantz, Mick Doohan, Wayne Gardner o Randy Mamola.



            En los noventa tuvimos una sequía de títulos alarmante hasta que en 1999 Emilio Alzamora en 125cc y Alex Crivillé en los 500cc devolvían a España al más alto nivel, donde los duelos entre Crivi y Doohan eran apoteósicos, como pude comprobar yo en persona en el Circuito de Jerez como más adelante os mostraré.



            Aunque no había títulos, las cosas se estaban empezando a hacer bien desde la base y así despuntó un chaval llamado Dani Pedrosa para conseguir tres títulos consecutivos entre 2003 y 2005, el primero en 125cc y los dos siguientes en 250cc.


            Se había abierto la veda para los jóvenes pilotos españoles y así Álvaro Bautista consiguió en 2006 el título de 125cc y un joven Jorge Lorenzo empezaba a despuntar consiguiendo el de 250cc ese mismo año, lo que repitió al año siguiente.


            No debemos olvidar a otros pilotos que sin conseguir el título estuvieron peleando por lograrlo como Sete Gibernau, Joan Garriga (inolvidables sus luchas encarnizadas con Sito Pons) o Carlos “Tiriti” Cardús entre otros, que nos mantuvieron siempre ilusionados con sus proezas.




             En los últimos años nuestros pilotos han vuelto a hacerse con varios títulos mundiales como los de Julián Simón (125cc en 2009) o Nico Terol (125cc en 2011), unidos al segundo triple de nuestra historia con Marc Márquez (125cc), Toni Elías (Moto 2) y Jorge Lorenzo (Moto GP) en 2010.




            Esta última temporada han sido dos los entorchados conseguidos por los españoles con Jorge Lorenzo en Moto GP (su cuarto mundial en total) y Marc Márquez en Moto 2 (su segundo en total) aunque son muchos los pilotos que han luchado por llegar a lo más alto como Maverick Viñales, Pol Espargaró, Dani Pedrosa, ….



            No me quiero olvidar de uno de mis pilotos preferidos de siempre y que por fin en el año 2011 obtuvo su justa recompensa consiguiendo el título mundial de Superbikes tras muchos años dando espectáculo en el mundial de velocidad: Carlos Checa.


                Mención aparte merece el piloto al que más calificativos se le pueden poner, un genio en todos los aspectos que puede gustar más o menos pero que está entre los cinco mejores de la historia no lo puede discutir nadie: "Il dottore" Valentino Rossi.


            Tengo que felicitar a Televisión Española por la magnífica cobertura que durante tantos años ha hecho del Mundial de Motociclismo. Desde el mítico Valentín Requena y sus “paseos por la agricultura” junto a Ángel Nieto a Ernest Riveras (@ErnestRiveras), Izaskun Ruiz (@izaskunruiz), Desirée Ndjambo, Ainhoa Arbizu, Fe López (@FelopezFe) o Marc Martín (@marcmartintw) entre otros nos han sabido transmitir la pasión por el mundo de las dos ruedas.




            Como todos los deportes, donde realmente aprendes a disfrutarlo es cuando lo vives en directo, y yo he tenido la suerte de estar dos años en el Circuito de Jerez (1998 y 2000) con las victorias españolas de Alex Crivillé en 1998 en 500cc y Emilio Alzamora en 125cc en 2000.


            En 1998 estuve en todo el mogollón, en la Pelouse de las curvas de Nieto-Peluqui con buenos amigos como @Pedrole21, y es una experiencia totalmente recomendable.



            En 2000 estuve en la Tribuna Vip frente a los boxes, en la parrilla de salida, donde se aprecian otros aspectos que también resultan muy interesantes.


            Pero el ambiente que se vive en Jerez y en El Puerto de Santa María es diferente, y tuve la oportunidad de disfrutar de lo que hacían los moteros en la calle que se cortaba en El Puerto, antes de que lo prohibiesen. Todo un espectáculo, y el ambiente durante esos dos años fue impresionante.


Ignacio Ortiz
@00CAFETERO

1 comentario:

  1. Muy buen post. Comparto mucho de tu pasion por el motociclismo, pero estos últimos años me ha desencantado la corrupción de los jefes de equipo y su falta Dr respeto a los pilotos.

    ResponderEliminar